Estrategias para estimular el desarrollo cognitivo en los niños

Los niños crecen y se desarrollan rápidamente, y como todo padre, deseas lo mejor para él y que crezca en un ambiente estimulante, que le permita su desarrollo y poder enfrentar a este mundo lleno de retos y en constante cambio, y así lograr el éxito en su vida.

Una de las formas es estimular su desarrollo cognitivo, algo que podemos hacer desde su nacimiento.

¿Qué es el desarrollo cognitivo?

Es el proceso por el que el niño adquiere conocimientos a través de lo que lo rodea permitiéndole desarrollar su inteligencia, capacidades y habilidades para resolver problemas, ayudándole a pensar y comprender el mundo, como lo hace el cerrajero.

Anteriores investigaciones mostraban que el niño podía distinguir sonidos, olores y sabores desde los 6 meses de edad, así que se consideraba un buen momento para comenzar a estimular su desarrollo.

Sin embargo, investigaciones más recientes han demostrado que ya el desarrollo comienza desde que el niño está en la matriz de su madre, algunos estudiosos sugieren que esta estimulación puede comenzar desde los primeros meses del embarazo.

El desarrollo cognitivo es crítico para el crecimiento de un niño. Describe cómo se desarrolla el cerebro de un niño e incluye habilidades como pensar, aprender, explorar y resolver problemas.

También afecta a otras áreas del desarrollo del niño, incluidas las habilidades sociales, y de lenguaje.

¿Cómo estimular el desarrollo cognitivo?

El estimular el Desarrollo Cognitivo del niño debe incluir actividades desarrollar, mejorar y mantener las funciones cognitivas del niño, tales como aprender y recordar, organizar, planear y resolver problemas, concentrarse, entender y emplear un lenguaje, realizar cálculos, entre otros.

Algunas de estas actividades básicas, que puedes adaptarlas de acuerdo a la edad de tu hijo, pueden ser las siguientes.

Habla con tu bebé, y nombra objetos comunes, para desarrollar su lenguaje, eso le va a ayudar a explorar, porque la curiosidad les permite aprender por sí mismos, éste es el primer paso para el aprendizaje.

Canta y lee para tu bebé, anima a tu hijo a que también cante contigo. Estas actividades promueven la memoria y la identificación de palabras. También puedes ayudar a tu hijo a identificar sonidos, por ejemplo, el canto de un pájaro, el sonido de un motor de un coche.

Practica los números, puedes contar los deditos de sus manos, los zapatos que tiene, utiliza cada oportunidad que tengas para contar. Puedes aprovechar de practicar formas y colores, a medida que tu hijo crece, anímale a que describa los objetos.

Permite que él elija, pregúntale si prefiere un yogurt o una banana, o si quiere usar sus tenis rojos o los blancos, también hazle preguntas que le permitan analizar y pensar por sí mismo, como por ejemplo, ¿por qué es importante tener cuidado al bajar las escaleras?

Visiten juntos sitios interesantes, como museos, mercados de pulgas, lugares que puedan estimular su curiosidad. Si demuestra interés en los dinosaurios, una visita al museo de historia natural sería fantástica para él, y contesta siempre sus preguntas.

A medida que tu hijo crece, va cumpliendo con ciertas fases de su desarrollo y notarás que se beneficiará de actividades que promueven el aprendizaje activo.

Como padre, puedes fomentar el desarrollo cognitivo de tu hijo en las áreas de memoria, concentración, atención y percepción incorporando actividades simples e interacciones de calidad en su rutina diaria.