Protocolos para el COVID-19 en las Escuelas Catalanas

Con el regreso a clase en este mes de septiembre, Cataluña ha tomado la decisión de poner en cuarentena a cada clase durante al menos 14 días, en caso de que se detecte cualquier caso de coronavirus, incluso si los otros compañeros de clase den negativo.

El protocolo de la región para el próximo año académico también incluye el cierre de una escuela si hay dos infecciones en diferentes grupos, pendiente de aprobación por parte de la autoridad sanitaria.

En caso de que sea una sospecha, sólo la persona de la cual se sospecha entrará en cuarentena hasta que se obtengan los resultados de una prueba de PCR.

En caso de que en una escuela se den dos casos positivos, la escuela cerrará.

Estas son algunas de las medidas que estudian los departamentos de educación y salud para implementarlas y establecer los pasos que se seguirán cuando se detecten posibles casos de coronavirus en un colegio de la región nororiental española.

Josep Bargalló, director de educación de Cataluña, mencionó que durante los campamentos de verano de este año, en donde participaron 250.000 chicos, pudieron tener una idea de lo que podría suceder con el retorno a clases a partir del 14 de septiembre.

También resaltó que así como tuvieron algunos problemas, estos fueron resueltos con prontitud, y así se debería de actuar en las escuelas.

Y es que el responder con prontitud y resolver tus problemas de seguridad es una de las cosas más importante, y un ejemplo de esto es la manera en la que un buen cerrajero trabaja.

Este protocolo ha sido creado para mantener las escuelas abiertas, no para cerrarlas.

Tanto la sanidad como la educación en España es descentralizada, por lo que, al igual que Cataluña, cada zona del país elaborará sus propios protocolos antes del regreso a la escuela de los estudiantes en septiembre.

Este protocolo incluye las siguientes normas:

  • Cuando se detecte algún síntoma que corresponda a coronavirus se aislará al alumno y se informará a la familia.
  • Las escuelas contarán con una enfermera dedicada de un centro de atención primaria de salud, el mismo profesional que actualmente está asignado para las vacunas o para los programas de educación sanitaria.
  • El director de la escuela podrá comunicarse con esta enfermera si hay alguna duda sobre un síntoma.
  • Los directores también recibirán un curso de capacitación antes de que comience el año escolar.
  • Será un pediatra o médico de atención primaria quien decidirá si es necesaria o no una prueba de PCR y, de ser así, esta se realizará en un plazo de 24 horas.
  • El alumno o profesor en cuestión quedará aislado en casa, junto con los demás miembros del hogar.
  • El resto del grupo continuará con su vida diaria como de costumbre.
  • Si el resultado es positivo, toda la clase pasará a cuarentena durante dos semanas y a todos se les hará una prueba de PCR.
  • Tendrán que permanecer en cuarentena sea cual sea el resultado, salvo cualquier persona que haya tenido la enfermedad durante los últimos seis meses.
  • Los padres solo serán puestos en cuarentena si su hijo da positivo en la prueba.

El departamento de educación dejará las decisiones sobre cómo continuar con las clases en manos de los directores de escuela. “Las escuelas deberían haber planificado esto”, dijo Bargalló.